Prólogo

Autor:Annette M. Martínez Orabona
Páginas:xiii-xvi
xiii2018
xiii
PRÓLOGO
ANNETTE M. MARTÍNEZ ORABONA
Este año se conmemoran setenta (70) años de la aprobación de la Declaración
Universal de Derechos Humanos. Este documento marcó un antes y después en las
protecciones que se les deben a todas las personas, sin exclusión de ningún tipo. Con
su adopción, los países del mundo reconocieron la inviolabilidad del ser humano y
asumieron la obligación de respetarla. Sin embargo, la historia reciente demuestra
que aún falta mucho por hacer para alcanzar la efectiva protección de los derechos
humanos, para todas las personas.
Lamentablemente el mundo está plagado de ejemplos que demuestran la fragi-
lidad del marco normativo de derechos humanos y la falta de compromisos reales
para hacerlos valer. Una de las áreas de mayor retroceso en la actualidad es la de los
derechos de las personas migrantes y sus familias. La búsqueda de mejores condi-
ciones de desarrollo, así como el tener que huir del país de origen para salvaguardar
el bienestar y la vida misma, hacen necesario que se proteja el derecho de todos y
todas al libre movimiento transfronterizo. Por ello se han desarrollado instrumentos
internacionales que garantizan los derechos de migrantes, solicitantes de asilo, y
personas refugiadas.
Mientras escribo este prólogo, se vive en América Latina y Europa una crisis de
refugiados, con una masiva cantidad de personas huyendo la persecución y violen-
cia que viven en sus países. El problema mayor ha estado en la respuesta restrictiva
de los países de tránsito y destino, que continúan adoptando medidas para prohi-
bir o limitar la entrada de personas con necesidad de refugio en sus territorios. En
la gran mayoría de las ocasiones, estas restricciones están motivadas por razones
discriminatorias y no se deben a una sana política pública. Precisamente en este
volumen de la Revista CLAVE, se estudia el “Muslim Ban”, aprobado en enero de
2017, mediante orden ejecutiva del Presidente Trump en Estados Unidos, y dirigido
a prohibir la entrada a territorio estadounidense de personas provenientes de paí-
ses donde el Islam es la religión mayoritaria. Estas restricciones discriminatorias
demuestran un menosprecio estatal a las protecciones de derechos humanos de las
personas migrantes.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba