Pueblo V. Hernández Santiago 1969, 97 D.P.R. 522

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas324-327

Page 324

Pertinencia de la Prueba.Tendencia a Hacer un Hecho más Probable o Menos Probable.

Hechos: Para junio de 1965, en el Barrio Bartolo de Lares, el acusado tuvo un altercado con el Sr. Manuel Soto, padre del interfecto Pablo Soto, en relación con un deslinde que se estaba practicando entre la parcela del Sr. Soto y la finca del acusado. En esa ocasión, el acusado le dio al Sr. Soto con un machete produciéndole una herida en un brazo. Para agosto de 1965, hubo controversia, esta vez entre el acusado y el interfecto Pablo Soto imputándole aquel a este que había insultado a su esposa. Pablo Soto salió absuelto en relación con esas imputaciones. Al salir del tribunal, el acusado le dijo a Pablo Soto que 'estaba bien, que él iba a salir absuelto, pero que él lo arreglaba.' En los primeros días

Page 325

de septiembre de 1965, el acusado le manifestó al testigo Eugenio Vélez Lajara que le iba a dar una paliza a Pablo Soto.

En septiembre de 1965, Pablo Soto salió de su casa a llevarle almuerzo a su hermano Edelmiro Soto. Pablo calzaba botas negras de goma. El testigo Vélez Lajara vio pasar a Soto, pocos minutos antes de las doce del mediodía. Varios testigos vieron al acusado ese día subir solo en un jeep hacia la finca Arbona como a las 12 y media de la tarde... El testigo Vélez Lajara observó que ese día por la mañana el acusado vestía ropa sucia, y que al volver a verlo a las dos y media de la tarde estaba limpio.

Al día siguiente, Ramón Ramos Desardén se encontraba trabajando en la finca Arbona, propiedad del padre del acusado. Por la tarde salió a buscar guineos maduros, cuando observó que el acusado, desnudo de la cintura para arriba, cargaba un bulto en el hombro, y que 'lo tiró en una zanja que había y lo tapó con cantos de palo y matas de guineo'. Al irse del lugar el acusado, Ramos Desardén, que se encontraba escondido, se acercó al sitio donde el acusado había escondido el bulto y observó que había la mitad de un ser humano, desde la cintura hasta el cuello, envuelto y amarrado en una colchoneta color ceniza. Después que vio el bulto, el testigo lo tapó y lo dejó como el acusado lo había puesto.

El 2 de octubre de 1965, en horas de la mañana, el acusado ordenó a varios de sus empleados que desyerbaran y talaran árboles y matas de guineo cerca del sitio donde apareció luego el cadáver de Pablo Soto. Ramos Desardén se encontró con el acusado y este lo amenazó. El 3 de octubre, el acusado llegó al Barrio Bartolo "con ropa puesta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba