Pueblo V. López Rodríguez 1987, 118 D.P.R. 515

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas337-339

Page 337

Prueba Documental y Física. Autenticación e Identificación. Ropa. Hechos: Miguel López Rodríguez, de 30 años de edad, residía con sus padres. No sabía leer ni escribir, pero podía firmar su nombre. En varias ocasiones viajó por su cuenta y se trasladó al Estado de Nueva Jersey, donde trabajó como obrero emigrante. Allí, fue arrollado por un automóvil. Se le afectó una pierna. Tuvo que regresar a Puerto Rico.

El 1ro de diciembre de 1983, López Rodríguez visitó la tienda de Rafael Ramos López. Al lugar llegó Monserrate Sanabría, de 68. Pedro Rodríguez Martínez, Monserrate Sanabia y López Rodríguez marcharon juntos del lugar. En el camino, los tres se dieron un palo de una caneca de ron. Rodríguez Martínez quedó en su casa y doña Monserrate y López Rodríguez continuaron juntos. El día 2 de diciembre fue encontrado el cadáver de doña Monserrate. Había sido estrangulada y violada. Los oficiales de la policía se personaron en casa de López Rodríguez, pero no le encontraron. Lo encontraron el día 3, le hicieron las advertencias de ley. Lo condujeron al cuartel; le informaron que era

Page 338

sospechoso del crimen; el fiscal le hizo las advertencias legales. El fiscal concluyó que López Rodríguez tenía capacidad para entender lo que ocurría. Le tomó una declaración jurada donde aquel admitió y describió su crimen con lujo de detalles. La vista preliminar fue suspendida porque su abogado pidió evaluación psiquiátrica para saber si era procesable. El informe sobre la evaluación psiquiátrica concluyó que López Rodríguez era procesable. Para el tiempo de la vista preliminar, ya López Rodríguez había pasado seis meses en prisión. El tribunal de instancia dispuso su excarcelación.

El acusado no compareció a la vista en su fondo. Se celebró el juicio en ausencia, con un veredicto de culpabilidad. López Rodríguez apela ante el Tribunal Supremo.

Controversia: Si el tribunal de primera instancia tenía jurisdicción para dictar sentencia en este caso, en abierta violación al debido proceso de ley. Si la confesión del acusado era inadmisible por ser este un analfabeto.

Decisión del Tribunal Supremo: Confirma la sentencia que condena en ausencia al acusado por los delitos de Violación y Asesinato en Primer Grado.

Fundamentos legales: Admisibilidad de la Confesión: La confesión era válida y admisible ya que el fiscal le hizo al acusado las advertencias de ley. El acusado indicó comprenderlas. Según el Tribunal, el analfabetismo no es sinónimo de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba