Pueblo V. Mendoza Lozada 1988, 120 D.P.R. 815

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas364-367

Page 364

Declaraciones Confiables. Declaraciones en Peligro de Muerte.

Hechos: El jurado halló culpable a Mendoza Lozada de los delitos de asesinato en primer grado y varias violaciones a la Ley de Armas de Puerto Rico. El Tribunal Superior dictó las sentencias de rigor y el convicto presentó oportunamente escrito de apelación en el que cuestiona básicamente la suficiencia de la prueba para establecer su culpabilidad más allá de duda razonable, así como la negativa del tribunal a admitir la declaración de un testigo no disponible por constituir prueba de referencia.

Como prueba de cargo, el fiscal presentó al testigo ocular Daniel González Ramos, al doctor Criado, quien estuvo a cargo de la autopsia, y al policía que investigó los hechos.

El testigo González Ramos, adicto a la heroína y a la cocaína para la fecha de los hechos, declaró que se encontraba en el Residencial Covadonga en la esquina del edificio 14, lugar conocido entre los adictos como "el punto". Relató que siempre iba a "el punto" en espera de que "cayeran par de pesos para curarse". La prueba creída por el jurado demostró que a eso de las 9:00 A.M. llegó Samuel Rosario Feliciano conocido por "Papi Sammy", a quien el testigo conocía como un vendedor de drogas. Estacionó su vehículo frente al edificio 20 del residencial, conversó con otras personas y luego caminó hasta el edificio 14.

El testigo se percató que por la acera del edificio 20 venían armados Daniel González Algarín, conocido por "Algarín", y el acusado Manuel Mendoza, a quien también conocía. En una rápida secuencia de hechos, estos ultimaron a balazos a Samuel Rosario. Sonia Hernández Rivera, la principal testigo de defensa, conocía al occiso. El día de los hechos Sonia vio que la víctima se montaba en su automóvil por el lado del pasajero en busca de algo. En eso llegó "Algarín" quien también se montó en el carro por el lado del conductor. Ya dentro del carro abrió fuego. Samuel Rosario trató de escapar y recibió nuevos disparos. Cayó de bruces y "Algarín" corrió en dirección al monte.

Page 365

La defensa alega que este testimonio corresponde con el hallazgo en la autopsia. El doctor Criado declaró que la herida que ocasionó la muerte de Rosario Feliciano mostraba los caracteres de entrada de una bala. La bala penetró el abdomen, originó una severa hemorragia y la muerte. A base de estos hallazgos opinó que Samuel Rosario debió estar quieto cuando recibió los impactos de bala "entre diecinueve y veinte pulgadas de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba