Pueblo V. Rivera Collazo, 122 D.P.R. 408, 88 J.T.S 126

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:264-265
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 264

Inspecciones Administrativas y el Derecho a la Intimidad.

Hechos: Rivera Collazo conducía un vehículo de motor cuando impactó un garaje contiguo a la residencia del señor Vicente Ramos Rosario. El señor Ramos Rosario Encontró al Rivera Collazo dentro del vehículo en el asiento del conductor, en estado de inconsciencia y con el motor, las luces y el radio del vehículo encendidos. Al no recibir contestación de parte del conductor, el señor Ramos Rosario se dirigió al cuartel de la policía a notificar la situación. Los policías procedieron a llamar a Rivera Collazo sin recibir respuesta alguna. Solicitaron una ambulancia, que nunca llegó. Llevaron al acusado recurrido al hospital en el auto patrulla. Al abrir la puerta del vehículo se encendió la luz interior. El policía Soto observó una jeringuilla con sangre aún fresca en el tablero de instrumentos. Además, se le cayó una cajetilla de cigarrillos del bolsillo de la camisa. El agente Soto abrió la cajetilla y encontró en su interior un sobre que contenía un polvo blanco que luego resultó ser cocaína.

Luego de que el conductor recuperara el conocimiento fue conducido al cuartel de la policía, donde se le notificó que estaba bajo arresto. Por esos hechos el Ministerio Público presentó acusaciones contra Rivera Collazo por violaciones a la Ley de Sustancias Controladas y por infracción a la Ley de Tránsito. El acusado presentó moción y solicitó la supresión de la evidencia, por razón de que esta fue ocupada al realizarse un registro ilegal. El tribunal declaró con lugar la moción. El Procurador General acude ante el Tribunal Supremo.

Controversia: Si vicia el registro el hecho de que el policía haya registrado primero y arrestado después.

Decisión del Tribunal Supremo: Revoca la resolución recurrida. La jeringuilla, chapa y cajetilla, no fue un pretexto y si un modo de ayudar a una persona en aparente peligro, por lo que fue válida su incautación.

Fundamentos legales: La presunción de invalidez de todo registro o incautación sin orden judicial previa, que debe ser rebatida por el ministerio público con prueba sobre las circunstancias especiales que requirieron el registro sin orden, se extiende a registros de vehículos de motor.

Registros de “Emergencia". La policía tiene autoridad para penetrar en una vivienda o propiedad, sin orden judicial, con el propósito de dar auxilio o asistencia a una persona que se encuentra, según razonable entender, en peligro o necesitando ayuda...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA