Requisito no dificultará hallar privatizadores para la AEE

RESUMEN

Requerir a las empresas privatizadoras de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que retengan a los empleados de la corporación pública sin mayores cambios a sus salarios y beneficios, según el senador Lawrence “Larry” Seilhamer, no tendrá el efecto de ahuyentar a compañías interesadas en adquirir activos de la corporación pública.

 
EXTRACTO GRATUITO

Requerir a las empresas privatizadoras de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que retengan a los empleados de la corporación pública sin mayores cambios a sus salarios y beneficios, según el senador Lawrence “Larry” Seilhamer, no tendrá el efecto de ahuyentar a compañías interesadas en adquirir activos de la corporación pública.

“El privatizador tiene que honrar todos los términos y condiciones que tenía ese empleado al momento de que se compró la planta generatriz”, dijo ayer a El Nuevo Día el también presidente de la Comisión Especial de Asuntos de Energía del Senado, tras culminar una conferencia ayer, sobre el tema durante la Expo Cumbre 2018, organizada por el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico. “Eso forma parte del contrato de alianza (público privada) o del contrato de venta”, añadió.

Respecto a si este requisito, incluido en el Proyecto de la Cámara 1481, pudiera dificultar el proceso de conseguir empresas interesadas en adquirir activos o asumir parte de las operaciones de la AEE, Seilhamer respondió que: “después de que las condiciones sean iguales para todos los proponentes, no es malo”.

“Aunque nosotros pudiéramos pensar que son altos los salarios (de los trabajadores de la AEE) en comparación con otros empleados gubernamentales, la realidad es que esos empleados, dentro del sector energético privado de Estados Unidos, son mucho más caros”, agregó. “No les representaría ningún tipo de atractivo traer celadores o empleados técnicos a Puerto Rico porque allá ganan mucho más dinero que acá”.

El proyecto 1481, que actualmente está bajo la consideración del Senado, busca crear un marco legal que permita ceder activos de la AEE al sector privado, ya sea mediante contratos de venta o contratos de alianzas público privadas (APP). Se espera que el próximo miércoles sea discutido en el Hemiciclo del Senado, de acuerdo con Seilhamer.

Durante su presentación, resaltó la importancia de que a todas las transacciones –sean ventas o alianzas– se les requiera un certificado de cumplimiento emitido por la Comisión de Energía.

“Lo único que nosotros proponemos y pretendemos es que ese contrato entre el privado y el gobierno, la Comisión de Energía certifique que cumple con el marco regulatorio que nosotros habremos de tener listo en un periodo de seis meses y con la política pública energética. Es la única garantía que tenemos de que la visión y las necesidades de Puerto Rico se cumplan”, dijo.

Del evento también participó como orador el gobernador Ricardo Rosselló, quien a su salida abundó que en otro proyecto de ley se atenderán el marco regulatorio y la política pública sobre el sistema energético de la isla.

“Así que el específico de cómo se van a hacer las microrredes, cómo es que la gente puede independizarse del sistema energético per sé, de cuánto va a ser el costo y hasta cuánto se va a limitar, cuánto es la aspiración de las renovables que se van a tener y cómo es que va a ser esa distribución, se va llevar a cabo posteriormente”, sostuvo.

Como parte de la Expo Cumbre, a la que asistieron unas 425 personas, se ofrecieron seminarios de una variedad de temas, desde la transformación de los procesos de permisos en Puerto Rico y la instalación de equipos de energía solar hasta tópicos relacionados con labores de recuperación de desastres naturales.

Copyright Grupo de Diarios América-GDA/El Nuevo Dia/Puerto Rico. Todos los derechos reservados. Prohibido su uso o reproducción en Puerto Rico

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS