Retirados buscan negociar

RESUMEN

Sin haber transcurrido una semana desde que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) radicó la petición del Título III de PROMESA para el gobierno puertorriqueño, dos entidades se han presentado ante la corte de distrito federal con la expectativa de defender los intereses de los empleados públicos y los pensionados en la modificación de deudas que persigue el ente federal.

 
EXTRACTO GRATUITO

Sin haber transcurrido una semana desde que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) radicó la petición del Título III de PROMESA para el gobierno puertorriqueño, dos entidades se han presentado ante la corte de distrito federal con la expectativa de defender los intereses de los empleados públicos y los pensionados en la modificación de deudas que persigue el ente federal.

De igual forma, casi una veintena de abogados ya han presentado sus credenciales para participar del caso que se cree que será el más grande en la historia de los procesos de quiebra municipal estadounidense.

Según el expediente del caso que está ahora en manos de la jueza federal para el distrito Sur de Nueva York, Laura Taylor Swain, la Federación Americana de Empleados Estatales, de Condados y Municipales (AFSCME) ha solicitado intervenir en el proceso que será similar a una petición de bancarrota.

La AFSCME, el gremio obrero que durante la década de 1990 jugó un papel clave para que el exgobernador Pedro Rosselló diera paso a la sindicación de los empleados públicos en la Isla, tendrá por representantes legales a sus propios abogados, a la firma Saul Ewing, ubicada en el estado de Nueva Jersey, y al estudio legal local Rodríguez Banchs.

En tanto, 17 organizaciones que agrupan a unos 91,000 pensionados del Gobierno central y de corporaciones públicas han creado un comité para que represente a los retirados y a los empleados, como participantes de los planes de pensiones públicos.

Según la moción, el Movimiento pro Pensionados de Puerto Rico (MPPR) se constituyó formalmente en enero de este año. El grupo cuenta con la participación de retirados que trabajaron en comedores escolares, la Universidad de Puerto Rico (UPR), educadores jubilados afiliados a la Asociación o la Federación de Maestros, policías, la Corporación del Fondo del Seguro del Estado e, incluso, jubilados con beneficios de planes de pensiones públicos que residen fuera de la Isla.

Pedido para una clase aparte. En la moción del grupo de Pensionados, que busca que se le reconozca como el comité o figura principal que negociaría los temas vinculados a los beneficios de los empleados jubilados, se indica que sus líderes ya se reunieron con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, al tiempo que se destaca que, pese a dichos encuentros, no se les ha pedido que formen parte de la negociación.

De acuerdo con el grupo, las distintas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS