Revive el debate sobre la jornada laboral

RESUMEN

Los retos que enfrenta Puerto Rico tras el paso cercano del huracán Irma y la necesidad de mitigar los daños en infraestructura deberían ser argumentos suficientes para que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) retire la demanda en la que exige una reducción de la jornada laboral en el sector público, sostuvo ayer el secretario de la Gobernación, William Villafañe.

 
EXTRACTO GRATUITO

Los retos que enfrenta Puerto Rico tras el paso cercano del huracán Irma y la necesidad de mitigar los daños en infraestructura deberían ser argumentos suficientes para que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) retire la demanda en la que exige una reducción de la jornada laboral en el sector público, sostuvo ayer el secretario de la Gobernación, William Villafañe.

Tras hacer un recuento de cómo se han restablecidos los servicios de energía eléctrica y agua en la isla y enumerar las áreas más vulnerables tras el paso del fenómeno atmosférico, el funcionario hizo un llamado al ente federal que controla las finanzas del país.

“Puerto Rico hoy vive un nueva circunstancia, un nuevo escenario. Dado ese nuevo escenario, creo que todos estamos invitados a reflexionar sobre lo que es la situación fiscal de Puerto Rico. Lo que ha cambiado aquí dramáticamente es que un huracán pasó por Puerto Rico, miles de personas sufrieron daños, gran parte de la infraestructura fue afectada”, sostuvo Villafañe.

La JSF había anunciado que a partir del 1 de septiembre se debía reducir un 10% en la jornada laboral de los empleados públicos pues, a su entender, el gobierno no cumplió con los ahorros y requisitos de liquidez establecidos en el Plan Fiscal certificado en marzo. El gobernador Ricardo Rosselló se negó a imponer la reducción.

Villafañe indicó que si era “sumamente difícil” poner en vigor un recorte de jornada laboral previo al fenómeno atmosférico, hoy día “no debe proceder”.

Además, argumentó que de seguir adelante con esa demanda, el costo para el gobierno de Puerto Rico será “millonario”.

“Es un pleito que cuesta mucho dinero y ahora sería detrimental”, dijo.

Rosselló ha dicho que bajarle las horas de trabajo a los empleados “no es necesario” puesto que cumplió con todas las exigencias de la JSF y hacerlo tendría un impacto negativo en la economía.

Asimismo, el secretario de la Gobernación calificó como una “falta de sensatez y prudencia” que ninguno de los siete miembros...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS