Rosselló quiere un referéndum federal

RESUMEN

Washington.

 
EXTRACTO GRATUITO

Washington.- Al suavizar el reclamo que le hacen al Congreso, el gobernador Ricardo Rosselló reconoció ayer -por vez primera después del plebiscito de 2017-, que será necesario un referéndum federal en la isla para avanzar la idea de convertir a Puerto Rico en el estado 51 de EE.UU.

Rosselló y la comisionada residente, Jenniffer González, se reunieron ayer en un salón del Capitolio federal con miembros de la Comisión de la Igualdad -creada para cabildear a favor de la estadidad- para coordinar sus primeras reuniones en el Congreso.

Hoy, González ofrecerá un mensaje en el hemiciclo para presentarlos ante la Cámara baja. Luego, como un “paso simbólico”, según el gobernador, los miembros de la comisión que nombró presentarán sus credenciales ante las secretarías del Senado y la Cámara.

“He solicitado que la situación del status se atienda lo antes posible, que la ‘delegación congresional’ tenga eso como norte y que el vehículo sea un acta de admisión que les permita a los puertorriqueños escoger de manera vinculante si quieren ser estado o si no quieren ser estado. El proceso final vinculante tiene que ser una última ronda de consultas que viene del Congreso solicitando si se quiere ser un estado o se quiere ser independiente”, dijo Rosselló a El Nuevo Día.

Sectores estadistas consideran que tras los plebiscitos de 2012 y 2017, el proceso de admisión debería ser directo, sin una nueva consulta. Y el propio gobernador y la comisionada han hablado de que lo próximo sería “un proceso de transición hacia la estadidad”.

La comisionada González tiene lista una nueva legislación proestadidad que quiere someter a finales de mes,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS