Sector privado cuestiona nivel de abastos de diésel

 

Pese a que el gobierno ha dicho que en Puerto Rico hay suficientes abastos de diésel, el sector privado ha comenzado a ponerlo en duda.

Ayer, la mayoría de las cadenas de supermercados, restaurantes y farmacias tenían muy pocos de sus establecimientos abiertos y los que operaban, lo hacían con suma dificultad. La falta de diésel era el problema común.

Iván Báez, director de Asuntos Públicos de Walmart Puerto Rico, indicó que, de las 45 tiendas que tiene la empresa en la isla -incluyendo los Sam’s Club, Walmart, Supermercados Amigo y Walmart Supercenter-, ayer apenas había una veintena de ellas “en estado operacional”. Eso significa que, a casi una semana del paso del huracán María, había algunas abiertas en horario especial y otras listas para hacerlo, pero que permanecían cerradas.

“Necesitamos que se mantenga el suministro de diésel de manera estable y consistente; y el gobierno que trate de reparar rápido las líneas eléctricas para poder desconectar los generadores”, sostuvo Báez como razón por la que no han reabierto sus tiendas.

Señaló que la mercancía de primera necesidad está llegando al país. “El reto no está en los suministros, sino en mantener las tiendas abiertas porque hace falta el diésel”.

El Nuevo Día supo que el gobierno le incautó los abastos de diésel a una de las principales cadenas de supermercado el pasado domingo. Manuel Reyes, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), confirmó la información. A preguntas de por qué ocurrió la incautación si se supone que cada empresa busque abastos de diésel, Reyes indicó que el gobierno no les dio explicación.

Asimismo, el ejecutivo de MIDA dijo que los supermercados y los restaurantes necesitan llenar sus plantas eléctricas y que recurren a camioneros independientes que acarrean entre 2,000 y 6,000 galones de diésel. Pero, en esta crisis, se les ha hecho difícil conseguirlos y que, pese a que le han pedido un listado de contactos a la Comisión de Servicio Público, entidad que los regula, la agencia no ha podido suministrar la lista.

De igual modo, muchas farmacias, tanto de cadenas como las independientes, no han podido reabrir y las que ya están abiertas no saben por cuánto tiempo podrán operar porque también necesitan diésel.

“Hay farmacias operando parcialmente de 9:00 a.m. a 1:00 o 2:00 p.m. para economizar el diésel. Problemas de medicamentos no los hay; el problema es el acarreo por la limitación de diésel y gasolina”...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba