Tenaz oposición a legalizar el uso de los todo terreno

 
EXTRACTO GRATUITO

Veinticinco de las primeras 125 cirugías de trasplante de corazón en Puerto Rico se concretaron como resultado de una tragedia en la que un vehículo four track estuvo envuelto.Para el doctor Pablo Rodríguez, director del Hospital de Trauma del Centro Médico de Río Piedras, esto es suficiente para enterrar cualquier posibilidad de que se legalice el uso de estos vehículos todo terreno en carreteras pavimentadas.Sin embargo, el representante penepé José Banchs presentó el Proyecto de la Cámara 2044, a los fines de "regular" el uso de los todo terreno en carreteras estatales terciarias y municipales.El Nuevo Día supo que la medida no tiene los votos en ese cuerpo legislativo."Los que construyen estos vehículos establecen que no están preparados para correr en carreteras embreadas. No son estables y como las personas están tan altas, caen de cabeza y es la cabeza la que recibe el primer impacto", explicó Rodríguez a El Nuevo Día.El teniente Elvis Zeno, director auxiliar del Negociado del Tránsito de la Policía, explicó que la uniformada se opone a la medida. Dijo que la pieza legislativa tiene contradicciones, como la prohibición del uso de los four tracks en la zona rural pero los permite en carreteras terciarias. También, fija un límite de velocidad superior al de los llamados Polaris, que están autorizados a transitar con un límite de 25 millas por hora."Difiero del representante. No cumplen con los estándares del Departamento de Transportación y Obras Públicas, no tienen cinturones de seguridad, tienen focos, pero no tienen señales ni espejos retrovisores y ni ACAA ni ningún plan privado cubre el tratamiento por lesiones", dijo Zeno."Dar autorización a su uso en las carreteras, la Policía no lo contempla", añadió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA