Aval a dos proyectos de energía renovable

En medio de una controversia por el rechazo a sobre una docena de proyectos de energía renovable, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) aprobó ayer los contratos de compra de energía (PPOA) de X-zerta Tec y CIRO One, haciendo la salvedad de que aprobaba tales acuerdos por "excepción", pues estos no cumplían del todo con los objetivos del plan fiscal de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).X-Zerta producirá unos 60 megavatios (MV) de energía renovable para la AEE y CIRO One generará otros 90MV, ambos en energía solar, se informó.Si bien estos proyectos aumentarán el peso de la energía renovable en la cartera de generación de la AEE, la corporación pública está lejos de los requisitos impuestos por la ley vigente para que, en apenas cinco años, el 40% de toda la electricidad que se consuma en Puerto Rico provenga de fuentes renovables, inquietud que levantó ayer el gobernador Pedro Pierluisi durante la vigésimo quinta reunión pública de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).Al presente, apenas el 2% de la energía distribuida por la AEE proviene de fuentes renovables.La JSF aprobó los contratos de X-Zerta y CIRO One justo después de que los directivos Justin Peterson y Antonio Medina se expresaran a favor de la transformación del sector eléctrico de Puerto Rico, una reforma que sería clave para la reactivación económica y el desarrollo de la isla."El costo de la electricidad nos está matando", dijo Medina al plantear que la situación se ha convertido en "un lastre" para la actividad económica y el bienestar de los hogares.Pierluisi cuestionó por qué la JSF rechazó el resto de los proyectos renovables cuando urge que Puerto Rico se mueva a fuentes renovables.Fue entonces cuando la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, explicó a al mandatario que los proyectos en controversia llevaban negociándose cuatro años y sugirió a Pierluisi que en lugar de insistir en los contratos que fueron rechazados por el organismo, el gobierno pusiera énfasis al nuevo proceso de licitación a esos fines por parte de la AEE.A preguntas de El Nuevo Día, Jaresko no pudo precisar qué efecto legal o económico podría encarar la AEE como resultado de la cancelación definitiva de los demás contratos aunque destacó que bajo el Título III de Promesa, la AEE tiene la capacidad para prescindir de acuerdos que no sean...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba