Bones Cruz V. Registrador, 2016 T.S.P.R. 44

Autor:Dra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas:98-101
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 98

Registro de la Propiedad.

Comparece Jesús Bones Cruz solicita al Tribunal Supremo que revoque una recalificación realizada por el Registrador de la Propiedad, Hon. Ismael L. Purcell Soler. En esta, el Registrador denegó la anotación del derecho a hogar seguro solicitado por el peticionario al amparo de la Ley Núm. 195-2011, - "Ley de Protección del Hogar"-, toda vez que uno de los cotitulares de la propiedad no autorizó el Acta Notarial mediante la cual se le requirió la inscripción del derecho de hogar seguro.

Hechos: El señor Jesús Bones Cruz reside en un inmueble, el cual pertenece

Page 99

en proporción de cincuenta por ciento y a la Sra. Alicia Figueroa Rosa. Bonez Cruz le requirió al notario público Ángel Luis Montañez Morales que autorizara un Acta Notarial para que se anotara en el Registro de la Propiedad su derecho a hogar seguro conforme con la Ley Núm. 195. El Acta Notarial fue otorgada el 3 de marzo de 2012.

El 19 de diciembre de 2013 se presentó el Acta Notarial en el Registro de la Propiedad. Luego de la correspondiente calificación, el Registrador denegó la inscripción de la Escritura Núm. 15 y el 8 de octubre de 2015 notificó al notario presentante, licenciado Montañez Morales, las siguientes faltas:

Según el Registro la finca consta inscrita a favor de Alicia Figueroa Rosa y Jesús Bones Cruz, solteros, en una proporción de 50% cada uno, por lo que ambos titulares deben comparecer a consentir la transacción. Cuando la propiedad tiene más de un titular todos tienen que comparecer a la autorización del Acta Notarial en la que se reclama el Derecho de Hogar Seguro.

En su escrito de recalificación, el peticionario adujo que la Ley Núm. 195-2011 provee un derecho de hogar seguro para todo individuo domiciliado en Puerto Rico. Arguyó que la postura del Registrador carecía de méritos toda vez que la solicitud de inscripción del derecho de hogar seguro no implicaba una pérdida, traslación de dominio o cambio de participación de la titularidad del inmueble y, en consecuencia, no se requiere consentimiento de todos los titulares. El Registrador de la Propiedad denegó el Escrito de Recalificación; sostuvo que el derecho a hogar seguro se rige por la Ley Núm. 195, y es en ese estatuto que se establecen las formas en que los propietarios pueden reclamar su derecho a hogar seguro. Dispuso, además, que de acuerdo con el Art. 9 de la Ley Núm. 195, y las expresiones en Rivera García v. Registradora, supra, era necesario que todos los cotitulares de un bien inmueble autorizaran el Acta Notarial en la cual se reclamó el derecho de hogar seguro.

El peticionario presentó el Recurso Gubernativo.

Controversia: Si el Registrador de la Propiedad cometió error en su calificación y recalificación de la escritura sobre Hogar Seguro al requerir la firma de la Sra. Alicia Figueroa Rosa.

Decisión del Tribunal Supremo: Resuelve que el Registrador de la Propiedad actuó conforme a lo resuelto en Rivera García v. Registradora, 2013, 189 D.P.R. 628, por lo cual procede confirmar la calificación del Registrador de la Propie-dad, la cual denegó la inscripción del derecho a hogar seguro del peticionario, reclamado en la Escritura Núm. 15 -Acta para Anotar Derecho a Hogar Seguro- otorgada el 3 de marzo de 2012 ante el notario Montañez Morales. No procede el registro, si uno de los cotitulares de la propiedad no autorizó el Acta Notarial mediante la cual se le requirió la inscripción del derecho de hogar seguro.

Fundamentos legales: El derecho a hogar seguro es una limitación a lo dispuesto en el Art. 1811 del Código Civil en cuanto a que "del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes presentes y futuros". Esa limitación tradicionalmente se tradujo en una cuantía de dinero que estaría exenta de ser embargada por los acreedores.

Mediante la Ley Núm. 195-2011, la Asamblea Legislativa cambió ese paradigma convirtiendo el derecho de hogar seguro en una protección al disfrute

Page 100

de un bien inmueble específico, dejando atrás la protección de una cantidad de dinero no sujeta a embargo. Mediante la Ley Núm. 195, la Asamblea Legislativa creó el derecho de hogar seguro como un derecho personal con trascendencia real, por lo que es inscribible en el Registro de la Propiedad. El derecho a hogar seguro tiene un efecto real toda vez que protege la finca misma. A su vez, crea un efecto erga omnes "ya que el derecho a hogar seguro remueve del tráfico comercial la propiedad protegida, quedando así fuera del alcance de los acreedores, con excepción de aquellos dispuestos en el Art. 4 de la Ley Núm. 195.

El Art. 9 de la Ley Núm. 195 establece dos maneras en que los propietarios pueden reclamar el derecho de hogar seguro: (1) La persona puede reclamarlo en el mismo acto de adquisición del título del bien inmueble. (2) En aquellos casos en los que la finca esté inscrita a nombre del titular en el Registro de la Propiedad a nombre de dicho individuo o jefe de familia, bastará que el propietario o pro-pietarios de la finca otorguen un acta ante notario público, donde se haga constar que la finca tiene carácter de hogar seguro, para que el Registrador de la Propie-dad consigne tal carácter en nota marginal de la inscripción correspondiente.

En Rivera García v. Registradora, la peticionaria presentó al Registro de la Propiedad un acta de hogar seguro a ser anotada en la finca donde se encontraba su hogar conyugal. Esta finca pertenecía a la comunidad de herederos de su fenecido esposo, cuyos comuneros consistían en sus hijos y la peticionaria. La Registradora de la Propiedad denegó la inscripción del acta notarial aduciendo que los coherederos y cotitulares debían todos consentir a la constitución del derecho a hogar seguro; razonó que el consentimiento expreso de los cohere-deros era necesario toda vez que estos perderían el derecho a solicitarlo en sus respectivas propiedades de conformidad con el Art. 10 de la Ley Núm. 195.

El Tribunal resolvió que el Art. 9 de la Ley Núm. 195 "exige que cuando una propiedad tiene más de un titular registral, todos tienen que comparecer a la autorización del acta notarial en la que se reclama el derecho a hogar seguro".

En el presente caso, el peticionario pretendió proteger con el derecho a hogar seguro un inmueble que consta inscrito a nombre del peticionario y de la señora Figueroa Rosa, ambos como solteros, en proporción de 50%. Sin embargo, el peticionario compareció individualmente a la autorización del Acta Notarial en la que requirió que se anotara su derecho de hogar seguro. El Registrador de la Propiedad concluyó correctamente que el Acta Notarial no cumplió con los requisitos estatutarios establecidos en la Ley Núm. 195 para la inscripción del derecho de hogar seguro en el Registro de la Propiedad.

En Rivera García v. Registradora, el Tribunal resolvió que cuando una propiedad pertenece a más de un titular registral, es necesario que todos los cotitulares comparezcan a la autorización del acta notarial en la que se reclama el derecho a hogar seguro. Así pues, en este caso era necesario que la señora Figueroa Rosa compareciera y autorizara el Acta Notarial cuya calificación se revisa en el presente caso.

El peticionario arguye que la inscripción de su derecho a hogar seguro no requiere el consentimiento de la señora Figueroa Rosa toda vez que ello "no implica una pérdida o traslación del dominio ni altera el título de la propiedad del 50% indiviso que posee la Sra. Alicia Figueroa Rosa... y lo único que hace

Page 101

es proteger a una familia que tiene una legítima necesidad". Según el peticionario, esta postura es más afín con los propósitos de la Ley Núm. 195-2011, ya que facilita extender el derecho al cónyuge supérstite y sus herederos.

El Tribunal reitera que el Art. 9 de la Ley Núm. 195, supra, exige que todos los cotitulares de una propiedad autoricen la inscripción del derecho a hogar seguro en el Registro de la Propiedad. El Registrador de la Propiedad en este caso cumplió con el mandato del Derecho Positivo encarnado en la Ley 195.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA