Capital humano perdido

 

NICOLÁS MUÑOZ

ECONOMISTA

Son ingenieros recién graduados, especialistas en contabilidad, sistemas de información, publicidad y mercadeo, entre otros. Una encuesta del 2006 entre estudiantes de ingeniería del Recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico reflejó que el 22% de los egresados emigraba a Estados Unidos continentales. Otro estudio más reciente coloca a Puerto Rico en la posición número 70, entre los países con la mayor fuga de talento, según declaraciones del secretario del Trabajo y Recursos Humanos.

Hay investigadores que postulan que esa fuga de talento es positiva basado en el argumento de que esos profesionales aumentan su nivel de ingresos, adquieren experiencia y luego regresan a aportar sus conocimientos en Puerto Rico. El problema es que ese supuesto parece no ser correcto por casos que conozco de cerca. Llevan más de 10 años en otros estados, generan ingresos más altos que en Puerto Rico y no manifiestan intención de regresar. Perdemos talento en nuestras empresas porque no podemos igualar los incentivos en otros estados, incluyendo el sentido de seguridad, percepción del futuro, paz...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba