COGEN VUELO

 

Por José A. Delgado

jdelgado@elnuevodia.com

Según los nuevos datos del Censo de 2010, un total de 4,623,716 personas de origen puertorriqueño residía el pasado año en Estados Unidos, en comparación con 3,406,178 que había en 2000.

Ya se conocía que la población de Puerto Rico, según el Censo de 2010, se había reducido en los últimos 10 años en unas 82,000 personas, para quedar en 3,725,789.

Para los expertos, el crecimiento de la diáspora y la dispersión de la comunidad boricua plantean nuevos retos, no solo para los puertorriqueños en Estados Unido sino también para los puertorriqueños de la Isla.

"En Puerto Rico tienen ahora más que nunca que pensar en los boricuas de Estados Unidos", indicó Edwin Meléndez, director del Centro de Estudios Puertorriqueños, en Nueva York, al señalar que para muchas familias en la Isla ya es común que parte de sus seres queridos vivan en este país.

Para el profesor Jorge Duany, de la Universidad de Puerto Rico (UPR), "el principal desafío es cómo redefinir la identidad cultural puertorriqueña en términos no exclusivos desde el punto de vista lingüístico y territorial, precisamente para incluir a más de la mitad de la población de origen puertorriqueño que vive fuera de la Isla, que quizás ya no habla español como su idioma dominante, pero que sigue sintiéndose muy orgullosa de esa pegajosa "mancha de plátano" que es la puertorriqueñidad".

Los expertos coinciden en que el aumento en la población boricua de Estados Unidos refleja además que la ola migratoria desde Puerto Rico -que se ha estimado en cerca de 500,000 personas durante la última década- se ha intensificado en los últimos dos años.

La migración hacia Estados Unidos ha estado vinculada a la búsqueda de empleo, una mejor calidad de vida -en momentos en que la violencia en Puerto Rico alcanza niveles históricos- y en ocasiones en busca de lazos familiares.

"Si no hubiese el vínculo de la ciudadanía estadounidense, es posible que estaríamos saliendo en yola. Es una expresión dramática, pero tiene cierta validez", dijo Meléndez.

Es posible que ningún otro país del mundo tenga a una proporción tan alta de su población residiendo en el exterior, según el profesor Duany.

Irlanda, que vio a gran parte de su población huir de la miseria a mediados del siglo XIX, tiene una población de cerca de 6.2 millones y casi esa misma cantidad de residentes del Reino Unido reclama que tienen por lo menos un 25% de sangre irlandesa.

Israel tiene cerca del 60% de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba