Cortapisas a la protesta concertada

RESUMEN

La Cámara de Representantes aprobó ayer en votación partidista un proyecto de ley que, según sus críticos, criminaliza la protesta.

 
EXTRACTO GRATUITO

La Cámara de Representantes aprobó ayer en votación partidista un proyecto de ley que, según sus críticos, criminaliza la protesta.

Se trata del Proyecto del Senado 520, de la autoría del presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, que identifica una serie de escenarios, supuestamente previsibles, en que una entidad podría solicitar una orden de entredicho o injunction preliminar para evitar que se realicen actos “vandálicos, torticeros (injustos) o de intimidación contra terceros que atenten contra la paz, la dignidad humana”.

De convertirse en ley, el proyecto abriría la puerta a este tipo de recursos, a priori, si se anticipa la colocación de un vehículo bloqueando u obstruyendo el tránsito o si se identifican actos que constituyan perturbaciones, “que fueren perjudiciales a la salud o a los sentidos” o que “interrumpan el libre uso de la propiedad, de modo que impidan el cómodo goce de la vida”.

“Esto es criminalizar la protesta. Pretenden determinar cuándo, dónde y cómo se protesta”, expresó el representante popular Manuel Natal Alvelo cuando se debatió ayer la medida en el hemiciclo de la Cámara.

“Es una afrenta contra los derechos de los obreros a manifestarse. Ahora, puedes buscar un injunction antes de la manifestación”, dijo, por su parte, su colega popular Luis Vega Ramos. “Esto es intimidar a los obreros para que no se manifiesten”, añadió.

A juicio del representante independentista Denis Márquez, lo que se busca con esta medida es “impedir la huelga y el piquete”.

Márquez argumentó que el Estado tiene la facultad, empleando el Código Penal, para sancionar cualquier conducta delictiva en medio de una manifestación.

El Departamento de Justicia avaló la medida, según consta en el informe legislativo que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS