Departamento de Salud no objeta cenizas de carbón

Mientras AES Puerto Rico y los vertederos que reciben las cenizas de carbón que produce esa empresa cumplan con los estándares de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés), el secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, no tendría reparos en que esa actividad continúe desarrollándose en la Isla.

Al comparecer ayer ante la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales del Senado, Rodríguez Mercado dijo que, mientras se cumplan las normas que regulan la emisión y disposición de cenizas, no objetaría las operaciones de AES en el país. Subrayó también que, aunque vecinos de las zonas aledañas a la empresa y a los vertederos en Peñuelas y Humacao aseguran sufrir condiciones de salud asociadas a las cenizas, los datos de Salud no respaldan esas alegaciones.

“A pesar de los confirmados efectos a la salud que se asocian a la exposición del residuo de la combustión del carbón, en la Isla no se puede confirmar de forma científica o empírica que haya un riesgo directo a la salud”, destacó el funcionario en vista pública.

Se refirió a que la data epidemiológica y de registro de enfermedades del Departamento de Salud correspondiente a los municipios de la región sur, para los años 2014 y 2015, no refleja un aumento en enfermedades como el asma, cáncer del pulmón ni digestivo, ni alergias respiratorias, entre otras. Advirtió, sin embargo, que aún no tiene datos del año pasado.

Esa información, explicó el titular de Salud, se obtiene de lo que declaran a la agencia los hospitales, salas de emergencia y médicos privados que atienden esas condiciones.

“En la medida que las entidades productoras de estos residuos mantengan los controles que exige la reglamentación existente y continúen llevando a cabo actividades de uso y disposición segura de residuos de combustión de carbón, el riesgo a la salud se espera que sea mínimo”, enfatizó.

Sin embargo, Rodríguez Mercado reconoció que Salud solo podría actuar ante cualquier irregularidad de manera reactiva, pues para proceder tendría que detectar primero que existen señales sobre posibles efectos a la salud si se detectan en los datos epidemiológicos, o si la JCA o la EPA alertan a la agencia de alguna anomalía.

“Si ellos encuentran que hay algo que es tóxico al ser humano y dicen...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba