Empresas familiares apuestan al país

 
EXTRACTO GRATUITO

Dentro de una coyuntura histórica en Puerto Rico enmarcada principalmente por los estragos causados por el huracán María, la prolongada crisis y la migración sin precedentes, las empresas familiares locales han demostrado resiliencia durante estos tiempos difíciles.

Dicho esto, aunque las empresas familiares han servido como punta de lanza en los esfuerzos de reconstrucción en la isla post María, también enfrentan retos particulares que requieren de una nueva manera de pensar y establecer estrategias a largo plazo. Tales estrategias incluyen forjar mejores lazos de comunicación entre las generaciones de la empresa para garantizar una sucesión efectiva, así como adoptar la visión de adaptarse a los tiempos y, si es necesario, cambiar completamente su modelo de negocios.

Este fue el sentir recogido durante la charla “Rol Histórico de la Empresa Familiar en la Reconstrucción de Puerto Rico”, convocada recientemente por el Grupo Ferré Rangel y la cual reunió a representantes de algunas de las familias empresariales más relevantes de la isla, entre ellas Grupo V. Suárez, Empresas Caparra, Puerto Rico Supplies, Muñoz Holdings y Marey Heater Corp., por mencionar solo algunas.

Más allá de estrechar alianzas y mejorar la comunicación entre las empresas familiares del patio, el junte busca a mediano plazo establecer una entidad que agrupe a varias de ellas, en aras de promulgar el fortalecimiento del segmento y reforzar su rol en los esfuerzos de recuperación de la isla.

El evento contó con la participación principal del profesor Manuel Bermejo, un experto de empresarismo y director de Programas de Alta Dirección y Empresa Familiar del IE Business School en Madrid. Durante su conferencia, llamada “Retos de Gobierno y Gestión De La Empresa Familiar”, el experto brindó datos sobre la importancia de las empresas familiares en el entorno económico, así como los pasos que estas deben llevar a cabo para subsistir y crecer en un ambiente de negocios que ha tenido profundas transformaciones tanto a nivel local como global.

“Cuanto mejor le vaya a una empresa familiar, mejor le va a un país,” planteó Bermejo en entrevista con Negocios. “Más oportunidades de desarrollo van a haber y habrá una clase media más potente, lo cual le da mayor estabilidad al país”.

Alrededor del mundo, de un 80% a 90% de las compañías caen bajo la categoría de empresa familiar. En América Latina, hay una concentración mayor del promedio, que ronda el 90%, según Bermejo, quien añadió que en los Estados Unidos de América, la proporción de empresas familiares es “un poco menor”.

Retos globales

Mundialmente, la confluencia de globalización y digitalización está impactando a familias empresariales en dos niveles, según el experto. “A nivel de familia, sus miembros...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA