Entidades abogan por la transformación del sistema

RESUMEN

Mientras las autoridades concentran sus esfuerzos en la reconstrucción del sistema eléctrico destruido por el huracán María, distintos sectores privados y públicos abogan por una transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que permita una cogeneración de electricidad distribuida y un sistema de microrredes.

 
EXTRACTO GRATUITO

Mientras las autoridades concentran sus esfuerzos en la reconstrucción del sistema eléctrico destruido por el huracán María, distintos sectores privados y públicos abogan por una transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que permita una cogeneración de electricidad distribuida y un sistema de microrredes.

El coordinador de infraestructura de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Noel Zamot, mencionó el tema en una de las últimas reuniones públicas de este organismo. La propia AEE, en su intento por restablecer el sistema ha hecho conexiones que en cierto modo simulan las microrredes, por su aislamiento coordinado. El nuevo director de Generación de la corporación pública, William Ríos, sostiene que ese es el futuro a seguir. Entidades como el Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica de Puerto Rico (ICSE), ha abogado por este tipo de modelo e instituciones como la Comisión de Energía comenzó a abrir el camino a esta posibilidad en el Plan Integrado de Recursos (PIR) aprobado.

“Este tipo de sistemas es más resiliente porque la producción se da en el mismo sitio que se consume y si se daña el sistema en un lugar no se te apaga todo el país”, dijo Tomas Torres, director ejecutivo del ICSE.

la generación distribuida

Actualmente, Puerto Rico tiene un sistema centralizado de producción y distribución de electricidad. En esencia, siete plantas de producción de energía eléctrica -incluyendo las cogeneradoras Ecoeléctrica y AES- producen la energía suficiente para abastecer las necesidades locales. Estas plantas son complementadas por las operaciones itinerantes de las instalaciones de contingencia en Mayagüez y Arecibo.

La mayor parte de la electricidad es producida en pueblos del sur de la isla mientras que la mayor parte del consumo se da en el norte. Para llevar la corriente desde las plantas hasta los lugares donde se consume la electricidad se depende de líneas de transmisión que llevan la energía desde el sur al norte de Puerto Rico.

El concepto de energía distribuida rompe con todo este esquema de producción eléctrica en gran escala y transmisión a través de cables de alta tensión. En cambio, propone mucha producción a pequeña escala cerca del lugar donde se consume.

Ejemplo de esto sería un sistema comunitario de producción y distribución de energía eléctrica. Los diseños de estos sistemas pueden ser variados pero en esencia consisten en la producción de electricidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS