Indefensión ante prejuicio criminal

 
EXTRACTO GRATUITO

Transcurridos 15 años desde que se incluyó el agravante por delitos motivados por prejuicios en las Reglas de Procedimiento Criminal, todavía la Policía de Puerto Rico no ha adiestrado a sus oficiales en el manejo de escenas de crímenes en los que se sospeche que medió este tipo de móvil.

La Policía tampoco tiene estadísticas sobre delitos investigados bajo la creencia de que el acto criminal lo provocó el prejuicio del agresor contra la víctima por alguna de las razones que describen las Reglas de Procedimiento Criminal y el Código Penal.

Apenas hace un año que entró en vigor una Orden General de la Policía, bajo el mandato del exsuperintendente José Caldero, que estableció una guía para identificar e investigar los crímenes de odio, pero será en marzo cuando se den los primeros adiestramientos para su cumplimiento.

Esa orden se dio en el contexto de la Reforma de la Policía, resultado de un acuerdo entre el cuerpo policial y el Departamento de Justicia de Estados Unidos que documentó en el 2011 un patrón de violación de derechos civiles que incluía prácticas discriminatorias de miembros de la Uniformada contra ciudadanos.

Este mismo mes, el juez federal Gustavo Gelpí llamó la atención al gobierno de Puerto Rico y exigió que se les provea tanto al Departamento de Justicia de los Estados Unidos como al monitor federal, Arnaldo Claudio, información vital relacionada con la Reforma, entre ella datos sobre la profesionalización de los agentes de la Policía.

Señales ignoradas

Cuando todavía dirigía la Policía de Puerto Rico, Michelle Hernández –quien fue despedida de la posición a principios de año– reconoció que, en el pasado, debido a la ausencia de adiestramientos, se pudieron pasar por alto señales en las investigaciones de crímenes que apuntaran al prejuicio como motivación del delito.

Hernández aseguró en noviembre pasado que, en ese momento, había al menos dos casos que se investigaban con el ángulo de crimen de odio. No obstante, esta semana el portavoz de la Policía, Axel Valencia, dijo que no han identificado ese ángulo de prejuicio en ninguna de las pesquisas.

“Cuando adiestras a los policías, los concientizas de que eso existe y pueden ir detrás de esos indicadores. Se adiestra para que tengan esa visión cuando van a la escena. Esa política pública es nueva, y ahora es que se está tratando de recopilar data”, indicó Hernández.

La orden policial reconoce que la víctima y la comunidad pueden estar tan acostumbradas al prejuicio y la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA