'Jamás utilizaría el poder de mi silla para perseguirlos'

 
EXTRACTO GRATUITO

Como si se tratara de evidencia acumulativa, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares comenzó a enumerar una decena de iniciativas que, según indicó, buscan atender la corrupción gubernamental.Habló, entre otros asuntos, de la creación de la Oficina del Inspector General y de la nueva Unidad de Control de Fraude para Medicaid."La corrupción, a mí, me perturba", aseguró el mandatario durante una entrevista con El Nuevo Día en la víspera del inicio de sus vacaciones familiares por Francia para presenciar el último juego de la Copa Mundial de Fútbol femenino, que se disputó ayer.Era su forma de contrarrestar el enorme escándalo de corrupción que actualmente mantiene a contratistas del gobierno, a la Administración de Seguros de Salud (ASES) y a los departamentos de Hacienda y Educación bajo la mirilla de los agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés).Las últimas dos semanas han sido particularmente intensas en su administración. Primero, se supo de las investigaciones federales sobre las operaciones de varias agencias. Luego, el exsecretario de Hacienda Raúl Maldonado Gautier denunció la supuesta existencia de una "mafia institucional" en esa agencia, acción que desató una serie de reacciones que resultaron en el despido del funcionario horas después.Posteriormente, el hijo del exsecretario Raúl Maldonado Nieves, quien también fue subcontratista en el gobierno y protagonizó su propia controversia a inicios de año, acusó públicamente a Rosselló Nevares de corrupto y alegó que presenció un momento en que el gobernador solicitó que se alterara una auditoría sobre la repartición de las ayudas de la iniciativa Unidos por Puerto Rico, que lideraba la Oficina de la Primera Dama.Todas estas imputaciones habían sido negadas por el gobernador y la primera dama Beatriz Rosselló.En medio de la controversia, Rosselló Nevares y su equipo de prensa limitaron las expresiones públicas sobre los escándalos de corrupción de la administración, especialmente si surgían de preguntas relacionadas a los señalamientos de Maldonado Nieves. Esas denuncias hasta desataron una pesquisa policiaca cuyo origen no está del todo claro.En una entrevista con El Nuevo Día, Rosselló Nevares aseguró que no tuvo que ver con esa pesquisa y abordó muchas de las preguntas que había dejado sin contestar sobre la corrupción en su gobierno, el despido de Maldonado Gautier, el efecto que estos escándalos tienen en la recuperación de Puerto Rico, entre otros asuntos.Ahora mismo, por lo que ha trascendido públicamente, hay investigaciones en el Departamento de Hacienda, la Administración de Seguros de Salud, el Departamento de Educación, entre otras entidades públicas. ¿Cuánto esto le preocupa o le perturba?—La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA