JCA tiene pista de los responsables

Por Gerardo E. Alvarado León

galvarado@elnuevodia.com

Laura Vélez, presidenta de la JCA, indicó ayer que el descubrimiento del número de serie es la primera información real sobre la posible procedencia o uso dado a las bolsas.

"El número de serie se encontró en una bola que tenía un tubito. Ahora estamos tratando de dar con el origen de ese número; buscando cuál es la compañía", dijo Vélez.

El pasado 21 de septiembre, durante un evento de limpieza de costas, un grupo de voluntarios halló 19 bolsas plásticas con manchas rojas en el sector La Mona, en el barrio Maní, cerca del caño La Boquilla, en Mayagüez.

Días después se volvieron a encontrar -en el mismo lugar- otras 15 envolturas plásticas usadas para guardar desperdicios biomédicos. Además, en una playa cercana, se encontraron varias bolsas de las que se utilizan en procedimientos de diálisis.

"Periódicamente se está yendo al área para ver si hay más hallazgos", dijo Vélez, quien reiteró que el material encontrado hasta ahora no representa riesgos para la salud ni el ambiente.

La funcionaria señaló que actualmente el personal de la JCA está trabajando con distintas entidades que manejan desperdicios biomédicos en la Isla para determinar, entre otras cosas, la procedencia de las bolsas halladas, así como su posible uso. Una de las posibilidades es que las bolsas hayan sido utilizada para trasfundir sangre o como sueros.

"Usualmente, los desperdicios biomédicos tienen labels (etiquetas), pero este...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba