Ley de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura de Puerto Rico (Ley Núm. 44 de 21 de Junio de 1988)

    La inversión gubernamental en la infraestructura constituye un eslabón fundamental para promover el desarrollo económico de cualquier país. Esa inversión pública en mejoras permanentes no sólo genera por sí misma una corriente inmediata de actividad económica, sino que también resulta imprescindible para que afluyan nuevas inversiones privadas que utilizan las facilidades establecidas por el sector público y sin las cuales sería difícil atraer esos capitales privados.    Ejemplos clásicos de esa inversión en la infraestructura lo son las carreteras, las represas, el sistema de energía eléctrica, el sistema de acueductos, alcantarillados y plantas de tratamiento, las facilidades telefónicas y muchas otras de similar naturaleza que redundan en nuestro bienestar colectivo.   El desarrollo de esta infraestructura conlleva una inversión substancial de recursos. Con frecuencia las corporaciones e instrumentalidades públicas responsables del desarrollo y operación de distintos elementos de la infraestructura tienen limitaciones financieras que impiden llevar a cabo sus programas de inversión en la infraestructura.   Un buen ejemplo de una instrumentalidad pública que tiene una urgente necesidad de recursos para un programa masivo de mejoras y de desarrollo de nueva infraestructura es la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico. El programa de mejoras de capital de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados para los próximos años conlleva una inversión de más de mil (1,000) millones de dólares.   Por la importancia fundamental que tiene la inversión gubernamental en la infraestructura se requiere la creación de un organismo especializado con dos funciones cardinales. La primera consiste en proporcionar asistencia financiera, administrativa y de cualquier otro tipo a las empresas públicas que acometen esas mejoras capitales, para así agilizar sus programas correspondientes y mantener un flujo constante e ininterrumpido de inversiones en la infraestructura. La segunda sería proveer una alternativa para financiar directamente las necesidades de la infraestructura de nuestro sector Público.   El organismo que se crea bajo esta ley se conocerá con el nombre de Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura de Puerto Rico ("la Autoridad"). Esta Autoridad se crea como cuerpo corporativo y político que constituye una corporación pública e instrumentalidad gubernamental del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, con capacidad suficiente para ejercer sus poderes independientemente de cualquier otro organismo público.   La Autoridad tendrá una Junta de Directores constituida por los miembros de la Junta de Directores del Banco Gubernamental de Fomento y el Secretario de Hacienda en función de su cargo y estará presidida por el Secretario de Hacienda.   La razón principal para identificar a la Junta de Directores de esta Autoridad con la del Banco Gubernamental de Fomento, es que el Banco es el agente fiscal del Gobierno de Puerto Rico y de sus agencias, municipios e instrumentalidades y en el desempeño de esta función coordina, obtiene y provee el financiamiento para las mejoras de capital del sector público, que es una función muy semejante a la que hará la Autoridad.   La Autoridad tendrá todos los poderes necesarios y convenientes para llevar a cabo y efectuar los propósitos y las disposiciones de esta ley. Específicamente, tendrá el poder de negociar y otorgar contratos de asistencia con otras corporaciones e instrumentalidades públicas con el propósito de proveer asistencia financiera, administrativa y de otra naturaleza, y efectuar los programas de financiamiento necesarios para el desarrollo de la infraestructura   La entidad gubernamental que reciba asistencia financiera de la Autoridad tendrá que cumplir con todos los requisitos operacionales, administrativos y presupuestarios, y con la radicación de informes según le exija la Autoridad en dicho contrato de asistencia. Asimismo, en tales contratos podrán incorporarse cláusulas garantizando la facultad de la Autoridad para declarar períodos especiales, durante los cuales se podrá exigir a la entidad beneficiada el cumplimiento de las condiciones que establezca la Autoridad.   La Autoridad podrá tomar dinero a préstamo y emitir bonos para cualesquiera de sus propósitos corporativos, incluyendo el financiamiento de la construcción, rehabilitación, compra, reparación, preservación y reemplazo de parte de la infraestructura del Estado Libre Asociado. También la Autoridad podrá proveer asistencia consultiva, técnica, administrativa y de asesoramiento a instrumentalidades y corporaciones públicas en todo lo relacionado con la operación, mantenimiento y mejora de su planta física.   Con el propósito de dotar a la Autoridad con los recursos necesarios para garantizar el pago del principal e intereses de bonos y de las otras obligaciones que en su momento emita, así como de los bonos y obligaciones que puedan emitir otras entidades públicas que reciban asistencia financiera de la Autoridad, se crea un fondo especial, designado como "Fondo de la Infraestructura de Puerto Rico".   Este Fondo se nutrirá anualmente, durante los próximos treinta (30) años fiscales, con treinta (30) millones de dólares para el año fiscal 1988-89, y cuarenta (40) millones de dólares para cada uno de los siguientes veintinueve (29) años fiscales, de los primeros recaudos recibidos por el Departamento de Hacienda por concepto del arbitrio federal sobre embarques de ron y tabaco cuya imposición y cobro se realiza por el gobierno federal y se devuelve al Tesoro de Puerto Rico, una vez deducidos los costos de administración.   Con el propósito de continuar recibiendo ayuda del gobierno federal para inversión en proyectos elegibles bajo las disposiciones de la Ley Federal de Agua Limpia se establece un fondo rotatorio conforme a las disposiciones de dicha ley y se provee para la administración del mismo por la Autoridad.   Para asegurar el más eficaz cumplimiento de todas las disposiciones de esta ley, se exige a la Autoridad que someta a la Legislatura y al Gobernador, en la forma que se dispone en esta ley, informes sobre el desenvolvimiento de todos los asuntos y el progreso de sus financiamientos y actividades.  Decrétase por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico:   Artículo 1. — Título. (3 L.P.R.A. § 1901 nota)    Esta Ley se conocerá como “Ley de la “Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura de Puerto Rico”. Artículo 2. — Propósito. (3 L.P.R.A. § 1901)    La construcción, rehabilitación, adquisición, reparación, preservación y reemplazo de la infraestructura en el Estado Libre Asociado o de partes de ella es esencial para el bienestar general. Se reconoce que ocasionalmente urge que el Estado Libre Asociado preste ayuda financiera, administrativa u otra asistencia a corporaciones públicas e instrumentalidades del Estado Libre Asociado para permitirles cumplir con su fin público de proveer, preservar, operar, mantener, reparar, reemplazar y mejorar partes de la infraestructura de Puerto Rico. Se declara que el pueblo de Puerto Rico se beneficiará al proveerse una alternativa para el financiamiento de las necesidades de nuestra infraestructura. Es necesario que se establezcan inmediatamente un Fondo Rotatorio de Control de la Contaminación del Agua y un Fondo Rotatorio Estatal de Agua Potable y las normas y disposiciones esenciales para la administración de dichos Fondos de manera que el Estado Libre Asociado pueda beneficiarse del programa federal de donativos de capitalización establecido por el Título VI de la Ley Federal de Agua Limpia, según enmendada, y el Título I de la Ley Federal de Agua Potable, según enmendada, o cualquier otra legislación o regulación Federal similar o relacionada. La Asamblea Legislativa de Puerto Rico tiene la firme intención de adoptar las medidas necesarias y convenientes para satisfacer las necesidades y propósitos antes mencionados, y para lograrlo crea la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura de Puerto Rico como una corporación pública e instrumentalidad del Estado Libre Asociado que es un cuerpo corporativo y político independiente, y establece el Fondo Rotatorio de Control de la Contaminación del Agua y el Fondo Rotatorio Estatal de Agua Potable.  Artículo 3. — Definiciones. (3 L.P.R.A. § 1902)    Las siguientes palabras y términos, cuando sean usados o se haga referencia a los mismos en esta Ley, tendrán los significados que se indican a continuación, a no ser que del contexto se entienda claramente otra cosa: (a) Autoridad — Significará la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura de Puerto Rico, establecida por esta Ley o, de dicha Autoridad ser abolida, o que de otra forma se le despoje de sus funciones bajo esta Ley, el organismo público o entidad que le suceda en sus funciones principales o a la cual le sean conferidos por ley los derechos, poderes y deberes conferidos por esta Ley a la Autoridad. (b) Entidad Beneficiada — Significará todo municipio, corporación pública, subdivisión política o instrumentalidad del Estado Libre Asociado a la cual se provea asistencia financiera, administrativa, consultiva, técnica, de asesoramiento o de otra naturaleza, de acuerdo a las disposiciones de esta Ley. (c) Junta — Significará la Junta de Directores de la Autoridad creada por esta Ley y, de ser abolida la misma, aquella Junta o entidad que le suceda en el desempeño de sus funciones principales. (d) Bonos — Significará los bonos, bonos temporeros, bonos de refinanciamiento, obligaciones, pagarés, pagarés en anticipación de bonos, recibos interinos o bonos provisionales, certificados u otra evidencia de deuda de la Autoridad emitidos a tenor con las disposiciones de esta Ley. (e) Ley de Agua Limpia — Significará la Ley de Control de la Contaminación del Agua de 1972, L. Pub. 92-500, según enmendada, y los reglamentos promulgados bajo dicha ley. (f) Estado Libre Asociado — Significará el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba