Mccrillis V. Autoridad Navieras, 123 D.P.R. 113

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:423-428
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 423

Condiciones Inconstitucionales.

Hechos: Se trata de dos pleitos consolidados. 1. En marzo de 1979 el demandante Richard McCrillis comenzó a trabajar en la Autoridad de las Navieras de Puerto Rico. Entre 1979 y 1981 ocupó allí varias posiciones de confianza. Navieras era la dueña de los activos, establecía la política corporativa y P.R.M.M.I actuaba como agente gerencial y administrativo.

El 1 de julio de 1983, Lugo D'Acosta en su carácter de principal oficial ejecutivo de P.R.M.M.I. suscribió con McCrillis un contrato denominado "Guaranteed Employment Agreement". Según admitió el propio McCrillis, en el juicio, el contrato no alteró la naturaleza de su cargo y continuó ejerciendo las mismas funciones de su plaza anterior, que dejó vacante. El demandante participaba activamente en la formulación de la política corporativa y establecía los programas y procedimientos relacionados con los controles financieros, el presupuesto y la contabilidad. En el área de tesorería manejaba un presupuesto de tres millones de dólares, ingresos anuales de $270 millones y gastos anuales de $210 millones.

Un examen del contenido de la relación contractual revela, entre otros extremos, que el salario aumentó de $50,280.00 a $59,700.00 sin posibilidad de reducción, aunque si de aumento. McCrillis obtuvo una garantía de empleo por cuatro años. Según el acuerdo, cualquier revisión sustancial de

Page 424

deberes, sin la anuencia del demandante, constituía incumplimiento. El contrato solo podía resolverse por causas justificadas o de lo contrario la corporación estaba obligada a pagar en concepto de cláusula penal los salarios no devengados. Se estipuló una cláusula de arbitraje compulsorio con selección de la ley del estado del domicilio del empleado y que el demandante tenía derecho a todos los beneficios de que gozaban los altos ejecutivos de Navieras.

Luego de celebrados los comicios generales en Puerto Rico, el 2 de enero de 1985, el Gobernador Rafael Hernández Colón tomó posesión de su cargo y ratificó el nombramiento de los miembros de la Junta de Gobierno de Navieras. La Junta celebró su primera reunión y procedió de inmediato a confirmar la designación del Lic. Esteban Dávila como Director Ejecutivo de Navieras y la del señor Sergio Casaine como Presidente de P.R.M.M.I.

El 4 de enero de 1985, McCrillis fue nombrado “Vice Presidente de Tesorería, Finanzas y Contraloría” de P.R.M.M.I. Tenía directrices específicas de tomar el control administrativo de las áreas bajo la responsabilidad del demandante. Toda determinación significativa debía discutirla previamente con González. El nuevo grupo gerencial comenzó a recopilar información necesaria para familiarizarse con las operaciones de P.R.M.M.I. McCrillis se negó a cooperar con el grupo de transición y a ser supervisado por González. McCrillis fue despedido. El mismo día de su despido McCrillis inició una acción civil en el Tribunal Superior al amparo de la Ley de Derechos Civiles de Puerto Rico. Solicitó remedios de entredicho provisional, injunction preliminar y permanente y sentencia declaratoria. Alegó que su despido respondió "única y exclusivamente a un discrimen político”.

Navieras y P.R.M.M.I. negaron la existencia de discrimen. Navieras presentó una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA