Prometen luchar por el bien del pueblo

 
EXTRACTO GRATUITO

Con reiterados llamados en contra de las medidas impulsadas por la Junta de Supervisión Fiscal y el gobierno que impactarán las pensiones, la salud, la educación y los servicios a los ciudadanos, cientos de personas conmemoraron ayer el Día Internacional de los Trabajadores en dos eventos en la zona metropolitana que se llevaron a cabo sin encontronazos violentos.Es la primera vez que las manifestaciones transcurren sin violencia desde que llegó al poder la administración de Ricardo Rosselló Nevares. No obstante, sí se reportaron discusiones entre manifestantes y policías en torno a la ruta que seguirían varias marchas.Más de medio centenar de organizaciones sindicales, cívicas, estudiantiles y profesionales participaron en las dos manifestaciones principales que se realizaron en la zona metropolitana. Una de las marchas, convocada por la Central Puertorriqueña de Trabajadores, partió desde el Capitolio hasta La Fortaleza. La concentración más numerosa, organizada por la Coordinadora Sindical, unió en la Milla de Oro, en Hato Rey, a cientos de manifestantes que partieron desde diversos puntos de Hato Rey y Río Piedras.Aunque estaban divididos, los grupos coincidieron en criticar los recortes a las pensiones de los empleados jubilados, el cierre de escuelas públicas, la reducción en el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico, la propuesta para reducir la aportación patronal al plan médico de los empleados públicos y la implementación de la Ley de Reforma Laboral que recorta beneficios a empleados en el sector privado."Tenemos que dejar a un lado el miedo, tenemos que dejar a un lado la politiquería barata, tenemos que dejar a un lado el partidismo. Tenemos que tener un grado de conciencia para luchar, luchar, luchar para vencer", expresó el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y de Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, desde la Milla de Oro.En Puerta de Tierra, los manifestantes estuvieron cerca de una hora frente a La Fortaleza. Uno de los representantes legales del colectivo fue recibido por el gobernador para hacer entrega de una carta en la que exigían que se detenga la política pública de privatizaciones y de deterioro en las condiciones laborales en el gobierno y la empresa privada.Rosselló Nevares se mostró dispuesto a examinar algunos de los reclamos de los sindicatos."Hoy es importante porque se hacen valer los principios que más atesoramos de la democracia, que los ciudadanos se puedan expresar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA