Pueblo V. Canino Ortiz 1993, 134 D.P.R. 796

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas227-229

Page 227

Síndrome del Niño Abusado Sexualmente.

Hechos: El presente recurso trata sobre una de esas situaciones criminosas que resultan difíciles de entender y aceptar: el abuso sexual de un niño de tierna edad por un adulto, pariente del menor, en el cual el niño confiaba.

El ministerio fiscal radicó ante el Tribunal Superior tres pliegos acusatorios contra Marcelino Canino Ortiz mediante los cuales le imputó a este la supuesta comisión de dos delitos de infracción al Art. 105 del Código Penal,

Page 228

alegadamente, cometidos los mismos "...allá en o para el mes de mayo de 1990..." y "...allá en o para el mes de agosto de 1990..." y una infracción al Art. 103, en grado de tentativa, del referido Código Penal, supuestamente cometida "...para el mes de mayo de 1990...".

Tanto el ministerio fiscal como el acusado presentaron prueba testifical. La prueba del Estado consistió de la declaración del menor P.J.O.C., de su señora madre, la Sra. Iris Nereida Canino Báez, y el psicólogo Miguel Licha Vaquero. El testimonio del referido menor, el cual, para la fecha de los hechos, contaba con ocho años de edad- fue claro y conciso. El apelante, quien era tío abuelo del menor, operaba un negocio de reparación de automóviles. La madre del menor había pedido al tío que enseñara mecánica al menor. Los actos imputados cometidos por el apelante tanto en el taller de mecánica como en la casa de este, y la del menor, durante un período aproximado de cuatro meses. El testimonio del menor respecto a lo sucedido fue, sorprendentemente, detallado. La situación quedó al descubierto cuando el menor, preocupado por la posibilidad de que "podía tener un bebé" y pensando que podía ser considerado homosexual, le informa a su madre lo que había venido ocurriendo con el apelante.

El jurado declaró a Canino Ortiz culpable en todos y cada uno de los cargos imputados. El tribunal de instancia lo sentenció a diez años de prisión en cada cargo. Canino Ortiz apeló ante el Tribunal Supremo.

Controversia: Si se estableció la culpabilidad del apelante más allá de duda razonable. Si se rebatió la presunción de inocencia. Si incidió la sala de instancia al admitir la declaración del sicólogo que evaluó al menor a pesar del perjuicio sustancial que tal declaración ocasionaba y su escaso valor probatorio.

Decisión del Tribunal Supremo: Confirma las sentencias apeladas. Fundamentos legales: En lo que concierne a la admisibilidad de prueba pericial en casos de abuso sexual de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba