Pueblo V. De Jesús Cordero 1973, 101 D.P.R. 492

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas258-260

Page 258

Problemas Constitucionales.

Hechos: A la 1:30 A.M. se presentaron cuatro individuos en un automóvil en el negocio conocido como Bar o Cafetería Marbella en el Condado, propiedad de Alfredo Fernández. Inquirieron de este y de su cuñado con insistencia por un tal Carlos y un tal Alberto y al decirles Fernández que no los conocía se marcharon. Regresaron a las 5:30 A.M. cuando ya quedaba un solo cliente en el negocio, detuvieron el carro en la entrada del parking, se bajó uno con la mano en el bolsillo, habló con Fernández y este caminó hacia el automóvil, se montó y marchó con los cuatro. El vehículo dio varias vueltas por la zona cercana y durante el paseo el comerciante Fernández sintió que le pegaban en la nuca un objeto metálico como un cañón al mismo tiempo que le requerían para que informara sobre los referidos Carlos y Alberto. Lo dejaron en la Avenida Roosevelt donde tomó un taxi y regresó al negocio.

En el ínterin, un empleado de la cafetería que había visto a su patrono salir sin despedirse, en las circunstancias descritas, llamó a la policía dándole el número de la tablilla de auto e hizo un relato conciso de lo ocurrido en el negocio. La policía envió al aire una alarma radial describiendo el auto y sus ocupantes. Un policía de servicio detuvo el auto y sus cuatro ocupantes.

Mientras tanto, Fernández le relata a Roberto Pietri, Agente del Cuerpo de Investigaciones Criminales, que fue montado a la fuerza en el automóvil y que habían sacado revólveres contra él con gran despliegue de brutalidad y violencia. Mientras recibía esta información del perjudicado, el detective oye en el radio la noticia de la detención del auto Dodge con los cuatro individuos en la Muda y para allá sale acompañado de Fernández, quien al llegar identifica a sus captores y el automóvil. En ese momento procede el agente al arresto de quienes resultaron llamarse Machado, de Jesús Cordero, Vargas Medina y Rodríguez Maldonado. Como hay solo dos policías y cuatro detenidos y se encuentran en carretera abierta, el agente Pietri, después de registrarlos, los hace entrar al coche

Page 259

celular y allí quedan bajo vigilancia del otro policía en lo que Pietri registra el automóvil y encuentra dos revólveres, un cuchillo, una cuchilla plegadiza y una cachiporra.

Fueron acusados por infracción de los Arts. 8, 6 y 4 de la Ley de Armas, pidieron sin éxito la supresión de la evidencia material por ser producto de un arresto y registro ilegales; renunciaron...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba