Santiago V. Bobb, 1986, 117 D.P.R. 153

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:398-401
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 398

Libertad de Información.

Hechos: El 13 de febrero de 1984, el periódico El Mundo publicó un artículo de la periodista Maggie Bobb denominado “Vinculan senadores con manejos ADT”, que imputaba al senador Efraín Santiago haber utilizado sus influencias políticas para sacar provecho personal de fondos para adiestramiento de la

Page 399

Administración de Derecho al Trabajo. El reportaje giraba principalmente en torno a la información recibida por la periodista de dos personas que oyeron una grabación en poder del Departamento de Justicia. La grabación era el resultado de una pesquisa conjunta entre las autoridades locales y federales sobre la malversación de fondos en A.D.T. y fue tomada por un confidente mientras dialogaba con dos participantes del esquema fraudulento en el estado de Florida. En la conversación supuestamente se hacía referencia al senador Santiago y a la forma en que como miembro del consejo que asignaba fondos del Plan CETA aprobó algunos fondos a unas corporaciones en las que tenía fuertes intereses, con el objetivo de lucrarse personalmente.

El señor Santiago, su esposa e hijos demandaron por libelo a dicha reportera y al periódico y solicitaron resarcimiento en daños y perjuicios. Alegaron que la noticia era falsa y fue publicada a sabiendas de ello, con malicia y grave menosprecio de la verdad.

El Lic. Reichard, Exsecretario de Justicia, explicó que la señora Bobb le había narrado personalmente lo que subsiguientemente publicó, pero que en dicha ocasión ella no le preguntó, ni tampoco él negó o afirmó, la existencia de la grabación. Indicó que solo se limitó a decirle que era un “buen sabueso” y que debería trabajar para el N.I.E. Entonces los demandados insistieron en la deposición que respondiera si existía la grabación y si había una investigación al efecto. El Lic. Reichard reiteró su posición y adujo que era materia privilegiada.

La parte demandante intervino para argumentar en favor de la posición del licenciado Reichard. Los demandados acudieron al Tribunal Superior y solicitaron que le ordenara contestar. Dicho foro, sua sponte, rechazó el pedido. Los demandados recurren ante el Tribunal Supremo.

Controversia: Si el reclamo de confidencialidad obliga a que se tome en cuenta un balance de los intereses en juego.

Decisión del Tribunal Supremo: Confirma el dictamen del foro de instancia sin menoscabo de que, a solicitud de parte y previa citación del Secretario de Justicia, de acuerdo con la Regla 31 de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA