Sentencian a líderes separatistas

 
EXTRACTO GRATUITO

BARCELONA / MADRID.- Miles de simpatizantes independentistas catalanes colapsaron ayer el aeropuerto de Barcelona en protestas por la sentencia del Tribunal Supremo español que dictó penas de entre 9 y 13 años para nueve dirigentes secesionistas.El aeropuerto de Barcelona se convirtió en el epicentro de las protestas del movimiento secesionista contra la sentencia judicial, que movilizó a miles de personas, colapsando sus accesos y obligando a cancelar un centenar de vuelos.Policías antimotines utilizaron macanas contra los manifestantes que se congregaron en el aeropuerto El Prat luego de ser convocados por la organización Tsunami Democrático, que apoya la independencia de Cataluña.Una decena de personas fue atendida por heridas menores en la escena del altercado, dijo el servicio de emergencias catalán SEM.Las fuertes sentencias en prisión disgustaron a la causa separatista, que pasa por su periodo más complicado en años debido a que sus líderes más carismáticos están tras las rejas o en el extranjero, antes de las elecciones generales de España programadas para el 10 de noviembre.Los dos partidos políticos más importantes del movimiento independentista catalán están en desacuerdo sobre la estrategia a seguir y las organizaciones activistas que han impulsado al movimiento han expresado críticas por la falta de avances.El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que esperaba que las sentencias representaran un parteaguas en el añejo enfrentamiento entre las autoridades nacionales en Madrid y los separatistas en la capital catalana. Señaló que el veredicto probó que el intento de secesión de 2017 se había convertido en "un naufragio" e instó a la gente a dejar de lado las posiciones extremistas y "embarcarse en una nueva fase" para Cataluña.Sánchez consideró la sentencia como un "fracaso" del independentismo y apostó por una nueva etapa de diálogo.Sin embargo, los independentistas tomaron una postura desafiante y salieron a las calles en una muestra de fuerza.Los manifestantes también interrumpieron los servicios del tren catalán y bloquearon algunas carreteras de la región.Los líderes catalanes sentenciados, que estuvieron tras las rejas por casi dos años mientras sus casos pasaban por las cortes, se han convertido en símbolos importantes para los separatistas.Los políticos separatistas dijeron que no cederían terreno.Quim Torra, actual presidente de Cataluña, dijo que "el veredicto es un acto de venganza"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA