Solo se debe pagar la 'deuda legítima'

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia afirmó ayer que ordenará una auditoría de la deuda pública a la Oficina del Contralor para que adjudique responsabilidades entre los que permitieron un endeudamiento excesivo del gobierno, y aseguró que su administración solo pagará la deuda "legítima" y no aquella que fue contraída sabiendo que el Estado no tenía la capacidad para pagar el préstamo.Pierluisi Urrutia reconoció que la auditoría se iniciaría con retraso. Se espera que, en los primeros meses del 2021, se adelante significativamente el ajuste de las deudas del gobierno en el proceso de bancarrota que se litiga ante la jueza federal Laura Taylor Swain. Para entonces, apenas habrá iniciado la auditoría."Es que eso se tiene que hacer. No podemos postergar este asunto más. Que responda quien tenga que responder. Aquí, se tomaron decisiones, y no puede quedar así por la libre", dijo Pierluisi Urrutia en una entrevista con El Nuevo Día en el Salón del Trono de La Fortaleza. "Yo lo hubiese hecho antes, pero ahora es que tengo el cargo", afirmó.El gobernador indicó que solo apoyará un plan de ajuste de la deuda pública si implica un nivel de repago similar al que tienen otras jurisdicciones. Como indicador, mirará qué porcentaje sacan otras jurisdicciones de sus recaudos para pagar la deuda pública y, de acuerdo con ese monto, evaluará el recorte que se proponga de lo adeudado.Desde el 2016, el gobierno de Puerto Rico no paga la mayor parte de sus deudas debido al proceso de bancarrota. Se espera que esos pagos, sin embargo, se reanuden en algún momento de este año, lo que implicaría una carga adicional a las alicaídas finanzas gubernamentales.En su primera entrevista con El Nuevo Día desde que ocupa el Palacio de Santa Catalina, Pierluisi Urrutia se expresó escandalizado por la sublevación de los fanáticos del presidente de EE.UU., Donald Trump, que aún no aceptan la derrota del líder republicano. También se expresó esperanzado por la mayoría que los demócratas alcanzaron en el Senado estadounidense. Explicó, además, que, a nivel local, concentrará sus esfuerzos iniciales como gobernador en batallar el COVID-19, impulsar la reconstrucción de Puerto Rico y reformar el sistema de permisos.¿Le ha sido fácil habituarse al nuevo espacio?—Yo pensaba que iba a ser incómodo porque llevo muchos años viviendo en apartamentos y no tan grandes y, de repente, vivir en un castillo con muchas habitaciones, pues yo pensaba que quizás me iba a sentir un tanto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba