Los temas de urgencia siguen pendientes

RESUMEN

WASHINGTON.

 
EXTRACTO GRATUITO

WASHINGTON.- A las autoridades puertorriqueñas, el mes de enero en la capital federal les recuerda a diciembre.

Los asuntos fundamentales sobre Puerto Rico que estaban entonces en discusión no se atendieron y las principales propuestas que promovieron los líderes puertorriqueños para insertar en la reforma contributiva federal fueron ignoradas.

Con el inicio ayer de la segunda sesión del Congreso 115, la agenda urgente de las autoridades de Puerto Rico, en el inicio de 2018, es la misma de finales de año: el reclamo de fondos para la reconstrucción, que por lo menos se aplace el fin de los fondos del sistema de salud e insistir en medidas contributivas que ayuden a incentivar la economía.

El Senado, que, debido a la débil mayoría republicana –que ahora es de 51-49- decidirá gran parte de los asuntos claves sobre Puerto Rico, reinició ayer sus trabajos. La Cámara baja federal volverá a sesionar el lunes.

El Congreso tiene, en primer lugar, hasta el 19 de enero para renovar una resolución de gastos federales o aprobar todo el presupuesto del año fiscal que vence el 30 de septiembre.

Pero esa fecha de vencimiento puede permitir también integrar en un “ómnibus” legislativo asuntos urgentes que quedaron pendiente, como la nueva resolución de asignaciones de fondos para atender desastres, que aunque ha estado diseñada principalmente para los estados de Texas y Florida, ayudará en alguna medida a mitigar la catástrofe que dejó en Puerto Rico el huracán María.

La Cámara baja aprobó –antes de tomar sus vacaciones de Navidad-, una resolución que asigna $81,000 millones en fondos para mitigar desastres, que incluye $26,100 millones en asignaciones para el programa de desarrollo comunitario del Departamento de Vivienda federal y otros $10,500 millones para financiar proyectos del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, sobre todo para el control de inundaciones.

No está claro cuánto dinero puede recibir la isla, más allá de los cientos de millones de dólares en fondos previamente propuestos por la Casa Blanca para arreglar instalaciones federales dañadas por el huracán María.

Sí se conoce que la porción en estos momentos sería pequeña en comparación con Texas, Florida o California, y que esa resolución –aunque según la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, aumentará a unos $100,000 millones- no será “el plan de reconstrucción” para la isla, según varias fuentes.

La resolución aprobada...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS