Vega V. Yiyi Motors, 1998, 146 D.P.R. 373

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:400-402
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 400

Pago de Horas Extras. Ley Federal. Preemtion.

Hechos: El 17 de agosto de 1995, Orlando Vega radicó una querella contra su expatrono, Yiyi Motors, Inc. , reclamando el pago por horas extras y período de tomar alimentos más indemnización por despido injustificado. Luego de contestar la querella y levantar como defensa que el querellante estaba exento del pago de horas extras y período de tomar alimentos, Yiyi Motors presentó solicitud de sentencia sumaria parcial para desestimar la reclamación de horas extras. Argumentó que por la querellada estar en el comercio interestatal, el querellante estaba exento del pago de horas extras en virtud de lo dispuesto en la Ley Federal de Normas Razonables del Trabajo, la cual, alegaba, tiene supremacía sobre la Ley Núm. 379-1948.

El querellante sostuvo que no le asistía la razón a Yiyi Motors porque el propósito del FLSA fue uniformar las escalas de salario de la mayor parte de los empleados para evitar los conflictos que surgían de una fuerza laboral mal pagada y porque en ningún momento se incluyó en dicho estatuto disposición expresa de ocupar el campo. El foro de instancia declaró con lugar la solicitud de sentencia sumaria a favor de Yiyi Motors; concluyó que Yiyi Motors era una empresa dedicada al comercio interestatal cubierta por las disposiciones del FLSA y por tal razón le aplicaba al querellante la excepción del pago de horas extras que establece la referida ley para los vendedores de autos. El foro de instancia determinó que la ley federal prevalecía sobre la ley local por estar esta última en conflicto con la política pública federal.

El querellante acudió ante el T.A.. El T.A. revocó la sentencia del T.P.I.; concluyó que el Congreso no tuvo la intención de ocupar el campo al aprobar

Page 401

el FLSA. Yiyi Motors acude ante el Tribunal Supremo.

Controversia: Si erró el T.A. (1) al no considerar el propósito del Congreso al establecer las exenciones contenidas en el Fair Labor Standards Act.; (2) al concluir que no existe conflicto entre la aplicación de la Ley 379 y el propósito del Congreso de los Estados Unidos al establecer la exención de los vendedores de automóviles y, por consiguiente, resolver que la legislación federal no había ocupado el campo.

Decisión del Tribunal Supremo: El T.A. se equivocó. Deja sin efecto el dictamen de que deben pagarse como horas extras las horas trabajadas en exceso de cuarenta horas semanales, al resolver que la legislación laboral de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA